¿De dónde vienen las esponjas de luffa?

 

Las luffas son las esponjas vegetales por excelencia.

  • Son exfoliantes.
  • Favorecen el riego sanguíneo lo que la hace una gran aliada frente a la celulitis.
  • Pueden usarse en la cocina como estropajo y para limpiar la vitrocerámica.
  • 100% ecológicas, naturales y biodegradables.

Vamos, son la alternativa perfecta a las poco sostenibles esponjas de baño  y estropajos.

Puedes comprarla en el siguiente link  https://bombonymama.es/products/esponja-de-luffa

¿Pero sabías que las luffas provienen de una planta familia de las calabazas?

A simple vista parece un calabacín, de hecho, si se recolecta antes de que madure, pude usarse como alimento.

 

Pero si esperamos a que el fruto madure,cuando se pone de un color más amarillento, es el momento de recolectar para conseguir estas magníficas y sostenibles esponjas.

 

El siguiente paso es dejarlas secar hasta que se vuelven de un color parduzco, y al agitarlas se notan las semillas sueltas. Si ya está bien seca toca pelarla y sacudirla para que caigan las semillas.

 

 

Ya sólo queda hervirla y dejarla secar de nuevo para que quede esterilizada.

En muchos sitios seguro que podéis ver unas luffas suuuper blanquitas. Eso lo consiguen porque en el momento de hervirlas, se suele añadir lejía como blanqueante. Si quieres evitar estos químicos, ya sabes, guíate menos por la estética y compra las que tienen un tono más parecido al de la paja.

¿Eres fan del DIY?

Haz jabón casero con la esencia que más te guste, ponlo en un molde con un trozo de luffa, espera a que seque y desmóldalo. Tienes cientos de ideas en Pinterest.

Ya tienes un jabón exfoliante con tu aroma favorito, o un ambientador super original para el baño.



Publicación más reciente


Dejar un comentario